Mandø - la isla del mar de Wadden

Mandø sigue su propio ritmo, que también determina la vida de sus 40 residentes. Aunque la ciudad más cercana, Vester Vedsted, está a solo 11 km de distancia, para los afables y orgullosos habitantes de la isla se encuentra, mentalmente, muy lejos.

Postes de colores marcan una serie de rutas donde la naturaleza y las distintas especies de aves se muestran de forma generosa, y donde las ovejas pastan en los diques. El banco de arena Koresand situado al suroeste de la isla merece la pena un viaje por sí solo. Aquí es posible encontrar ámbar, tomar un baño en el mar del Norte o contemplar las focas.

La historia de la iglesia de Mandø está marcada por los caprichos, a veces violentos, de la naturaleza. Las mareas de tempestad se llevaron las dos primeras iglesias de la isla, de los siglos XVI y XVII, por lo que la actual iglesia encalada de 1639 fue construida en el punto más alto de la isla.

La ciudad está protegida por un dique, de forma que los habitantes de Mandø pueden enfrentarse a la furia de los elementos sin temer por sus vidas o las de sus animales.

Share this page